Banda de Reikland "El Batallón Perdido"

Foro dedicado a este juego de GW. ¡La piedra bruja abunda en este foro!
Lemariont
Atalayo de Pro
Posts: 5465
Joined: Thu Mar 22, 2018 8:50 pm

Banda de Reikland "El Batallón Perdido"

Postby Lemariont » Mon Apr 09, 2012 1:30 pm

"El sol quería despuntar tras la imponente ciudad de Atalheim, antaño una rica y próspera urbe que tras la caida del Meteorito quedó destruida y abandonada a su suerte, ahora sólo los locos y desesperados se aventuran en sus ruinas. a pocos kilometros de alli, sobre una colina y apostados junto a la linde del bosque las figuras de unos soldados se atisbaban entre los primeros rayos de luz, el silencio fue roto por un joven mozuelo...."

-"¡A sus órdenes mi Capitán! el Sargento explorador McVenner Koll ha regresado.... trae noticias." - expetó casi sin aliento el muchacho tras la rápida carrera hacia el borde del bosque.
-"Gracias Hansel, puedes retirarte." -no pasó mucho tiempo hasta que el Capitán volvió hablar....-"¿Qué noticias traes?"
-Una voz laconica, surgió del taciturno explorador... -"Pasaron por la Puerta Sur hace tres días, alguien los debió de atacar pero fueron rechazados, había signos de combate." -McVenner alargó el brazo y enseño unos manuscritos.-"los portaba uno de los atacantes"-el explorador iba a girarse para marcharse pero cambió de opinión y continuó hablando....-"Esa ciudad, esas ruinas.... sólo albergan muerte".


Mi nombre es Rekeene Von Steinhäger, y todos me cononocen como Capitán Rekeene, la vida de 179 hombres depende de mis decisiones, y en estos momentos, las dos alternativas posibles.... significan la muerte.

Esta es mi historia, esta... es nuestra leyenda.

Nací en Bögenhafen, en la provinvia de Reikland, como la mayor parte de los hombres de mi regimiento, "Duros de Rekeene". Mi familia es de mercaderes acaudalados con influencia en el ayuntamiento pero no ha servido de nada porque Bögenhafen está dominada por la familia Teugen, y nadie nos creerá. De echo los pocos que regresaron a sus hogares con sus familias fueron apresados y rápidamente ejecutados por traición sin ningún tipo de juicio.

Todo comenzó hace unas 6 semanas, el batallón al que estaba asignado mi regimiento debía dirigirse al Oeste del Imperio a combatir a las hordas de No Muertos que asolaban Ostermark, dicho Batallón estaba dirigido por Heinrich Teugen, conocido como "El loco Inestable" ya que parecia que oia voces y sus cambios de humor, voz y expresion eran muy constantes y extraños, nadie confiaba en él, por eso, al batallón se le conocia como "Batallón de Castigo" debido a las pocas posibilidades de supervivencia bajo el mando de este incompetente loco. Consigió el mando gracias a las influencias de su familia en Bögenhafen, su familia había adquirido mucho poder en poco tiempo, corrían rumores de que se ayudaban de la magia negra, y de echo algunos Cazadores de Brujas ya merodeaban por la ciudad....

Oir hablar de criaturas no humanas, como orcos, hombres bestia.. es una cosa, pero verlas con tus propios ojos y sentir el miedo que provocan los No Muertos avanzando por el campo de batalla, eso... eso es algo que jamás cicatrizará en nuestra alma... y auqellas aberraciones avanzaban, y nada podia detenerlas, nuestros esfuerzos fueron inutiles, muchos regimientos imperiales perecieron ante las hordas de No Muertos de Von Carstein, Ostermark iba a caer.

Nuestras actuaciones bajo el mando de Heinrich no fueron notables, era como si de alguna forma rehuiamos del combate, hasta que una noche, sin previo aviso comenzamos un avance. Era extraño que no se me hubiera comunicado la orden por escrito, no había llegado ningún mensajero de otros regimientos, nada. Los hombres estaban asustados, muchos murcielagos de gran tamaño revoloteaban alrededor de las tropas, y de repente una espesa niebla se empezó a formar bajo nuestros pies, el panico comenzo a cundir entre los soldados mas jóvenes. Una tenue luz verdosa se empezó a divisar y Heinrich y su guardia personal avanzaron hacia ella. El silencio tenso se torno griterio cuando del suelo empezaron a surgir manos que intentaban arrastrar bajo tierra a los soldados, los No Muertos se estaban "despertando".

Heinrich y sus hombres se abrieron paso hasta el punto de luz, donde emergió una espantosa criatura, medio hombre medio murcielago que devoró a buena cantidad de la escolta del comandante, pero se mantenían firmes y si decapitaban al lider enemigo, conseguirian desmoralizar las tropas enemigas y una victoria segura, asi que aquella esperanza hinchó el fervor del batallon para pelear mas duro si cabe y ganar terreno al enemigo, y el milagro se obró. Heinrich acabó con la vida de aquella bestia, los gritos de júbilo se oyeron a lo largo de la linea imperial, y entonces el milagro se tornó pesadilla. Heinrich se acercó a la bestia y parecía como si la estuviera registrando, me quedé paralizado, a escasos metros de aquella escena. Casi me cuesta la vida. Saltó de júbilo cuando parecía que encontró lo que buscaba, unos pergaminos. Y entonces huyó del combate junto a sus guerreros. Lo que hubiera sido una victoria aplastante se retorció a un salvese quien pueda, al finalizar la batalla al menos la mitad del batallón habia perecido. La otra mitad a duras penas conseguimos llegar al campamento dias despues.

Y allí estaba él, con unas ojeras enormes y la piel palida, con unas facciones de locura en su rostro, junto a unas velas leyendo aquellos manuscritos. Enfurecido fui a pedirle explicaciones y lo unico que consegui es que me arrestaran, no podia creer lo que estaba pasando. Ni lo que pasaría a partir de la mañana siguiente....

Al amanecer llego al campamento el general Imperial de Ostermark, enfurecido y dispuesto a decapitar a todo el que se pusiera por delante. Por fin la hora de Heinrich habia llegado, pero cual fue mi sorpresa que al sacarme del encierro Heinrich habia desaparecido y corria el rumor de que había muerto en combate, al menos eso pensaba el general imperial, y que por lo tanto yo como segundo al mando debia responder por aquella traición, ¿Qué porqué avanzamos en solitario hacia el enemigo? ni lo sabia entonces ni lo se ahora, pero se nos acuso al batallón de traición, y en estos casos.... la ejecución sumaria de oficiales y tropa a primera linea en los siguientes combates. Sin juicio justo y sin nada. Pero aquella noche el destino nos brindó una oportunidad.

El campamento fue atacado, algunos como el general imperial perecieron heroicamente frente a los No Muertos, otros huyeron cobardementea donde buenamente pudieron, y mi regimiento, diezmado, se mantuvo firme hasta que el nuevo día trajo la esperanza y los seres de las tinieblas regresaron a sus cuevas. Apenas quedaban en pie 205 hombres. Nos movimos hacia el interior de los bosques llegando a la seguridad de las tierras del imperio. Algunos se adelantaron al grueso del regimeinto volviendo a sus hogares en las campiñas de Bögenhafen, y fieron inmediatamente arrestados y ejecutados. La familia Teugen era muy poderosa.

No podiamos regresar, estabamos acusado de traición. Y no había esperanza, escondidos en los bosques. Pero uno de nuestros exploradores regresó habiendo encontrado el rastro de Heinrich y sus hombres, se dirigian a Atalaheim.



Día I: De camino a Atalheim
[i]
Nos acercabamos cautelosamente hacia las murallas de Atalheim, McVenner había estado explorando la zona. Todo parecía tranquilo, a lo lejos se veía la puerta, esa oscura puerta.... y fue cuando el Sargento mayor heinz dio la voz de alarma, al otro lado del canal se avistaron deformes seres... Heinz sólo puedo gritar -"Corred insensatos! corred!".
Vi el miedo en sus ojos, él era el unico que había visto años atrás lo que los poderes del caos podian hacer, su rostro reflejaba el panico de saberse en una muerte segura.
Eran seres horribles, deformes, oscuros, malignos, mis hombres corrieron cuanto pudieron, pero rapidamente fueron alcanzados por aquellos Poseidos. Teniamos que ir rápidos, la protección de las murallas si las cruzabamos podrian salvarnos.
Muchos de mis tiradores fueron heridos, pero gracias a los Veteranos y sus hazañas consiguieron salvar el pellejo. Aunque Heinz no tuvo tanta suerte... Aquel enorme Poseido de 3 brazos, se acercó rapidamente a él, Heinz se habia quedado paralizado por el panico, y sin ningun tipo de remilgo lo despedazó alli mismo como si de un muñeco se tratara. Fue horroroso, pero lo peor de todo.... es que creo que nos siguen los pasos.
Cuando McVenner regresó con el grupo trajo consigo algo que había encontrado en los resto de una casa abandonada, junto al cadaver inerte de un aventurero.... un pedazo de los Manuscritos de Atalheim.Un hallazgo afortunado, a la par que inquietante....


Día II: Lluvia bajo el negro anochecer de Atalheim

Teniamos localizadas unas armerias para aprovisinarnos, los refuerzos de fuera de la ciudad estaban tardando en llegar. Nos acercamos a la posicion indicada y fue cuando aparecieron aquellas salvajes. Fueron brutales, la lluvia rebotaba en el suelo ensangrentado junto a los cuerpos inertes de algunos de mis hombres.
El panico empezó a cundir entre la tropa, y aquella mujer y su poderosa presencia no hicoeron mas que acrecentar el miedo en el corazón de mis hombres....


Día III: La Universidad de Atalheim

Quizás aqui encontrariamos respuestas, en este lugar deshabitado puede que descubriesemos porque tanto interes por venir aqui, a esta infecta ciudad, ni a mi ni a mis hombres nos cabía la mas minima duda de que algo oscuro lo atraia aqui.

Mcvener llego el primero a explorar la zona y no vio rastro alguno de incursores, así que rapidamente con una marcial precisión tomamos posiciones alrededor y en las cercanías.

La tranquilidad duró poco. Uno de los mozuelos sintio un pinchazo en el cuello, alguien le habia disparado con una cerbatana. -"Desplegaos!!!" grite con fuerza, y fue cuando empezamos a ver sombras entre los escombros de las ruinas cercanas, los vimos, miserables ratas... ¿ratas? les empezamos a disparar cuando se movieron hacia nosotros, vestidos con colores chillones, saltando, haciendo cabriolas, era muy desconcertante.

Los refuerzos oyeron los disparon, y un visitante inesperado tambien.... ¡Un engendro del caos!

Los valientes veteranos del tercio de Bogenhafen dieron buena cuenta de el, claro esta, una vez que el ballestero de la torre lo hubo dejado fuera de combate.. jajajaj!

El otro ballestero, valiente donde los haya, superado en numero por aquellos...¿Skavens circenses? intento disparar pero oyo algo raro y se asutó. Claro que el susto vino despues... cuando un Gran Malabarista amo de la pista (que diria mi hijo) salto al tejado y le dio una somanta de palos, entre risas, volteretas, y chistes malos. pero sobrevivio, y saliro por patas... era unos chistes muy malos realmente....

El oficial veterano sufrio una grave herida en la cabeza...y fue cuando superados en numero por lo que creiamos que era una veintena de enemigos, tuvimos que practicar una retirada ordenada...

Cuando el oficial despertó.... sus ojos estaban rojos, llenos de una furia asesina... y rugia.... payachos.... odio a los payachos..... voy a matarlos a todos.... y cuando acabe con ellos matare a su Gran Dios Payacho.



Día IV: La Biblioteca de Atalheim


La Gran Biblioteca de Atalheim, germen del conocimiento y la sabiduria de esta gran ciudad... ahora en ruinas y semidestruida.
Mis hombres estaban apesadumbrados, lo veía en su cara. Las continuas bajas sufridas habian mermado su moral, derrotas continuas y decir adios a los hermanos de sangre son cosas que hasta a los mas valientes les hace daño en el corazón.
"Orcos... schssss.... orcos..." dijo el ballestero que había subido por una empinada calle hasta una zona alta de las cercanías de la biblioteca.
La tensión se hizo en el grupo.... y maxime cuando el otro ballestero apostado en una zona alta dio la alarma cuando vio a esos viles seres... Skavens.
Ordené un avance sistematico y lento, buscando en lo posible coberturas para que la sorpresa fuera nuestra aliada.
"Capitán! alli arriba!" dijo secamente Mcvenner, alli arriba había un joven con jubon y cargado de pergaminos.
"Por Sigmar! traelo aqui antes de que caiga en manos de esos seres abobinables, deprisa...." antes de acabar la frase MCvenner ya habia trepado por una pasarela de camino al joven....
Los Skavens y los Orcos empezaron a pelearse, nuestra estrategia había funcionado hasta que.... el sargento Herber trompeta en mano se lanzara a la carga el sólo contra una decena de orcos, sus ojos rojos, sus extraños gritos...."muerte al Dios Payachooooooo!". Algo no iba bien despues del fuerte golpe que recibio contra los extraños circenses...
Gracias a Sigmar nuestros ballesteros, experimentados soldados, dieron buena cuenta de muchos enemigos ayudando en la refriega al loco Herber. Mientras.... MCVenner Koll llegaba a la posición del muchacho con los pergaminos, el cual estaba absorto mirando el combate entre orcos y Skavens que se libraba a pocos metros bajo él.
"Chsss.... chssss.... muchacho... somos tropas Imperiales... ven aqui o te veran" dijo con cuidado de no ser descubierto, pero en cuanto el joven se giró, gritó desesperando lanzandose metros abajo por aquella pared. El grupo de orcos y skavens pararon una decima de segundo contemplando la cara blanca de terror del joven muchacho, recogiendo desesperadamente pergaminos tirados por el suelo, rapidamente olvidaron a ese estupido humano y volvieron a su divertido juego de matar skavens. Pero el chaman orco, posiblemente el mas astuto de todos ordeno que lo capturaran y algunos orcos corrieron a por el.
McVenner disparó sin descanso a todos aquellos que se acercaban al muchacho mientras le gritaba que subiera de nuevo...
Los reclutas reiklandeses tenían ordenes de explorar la zona mientras sus compañeros mas veteranos se batian el cobre. Pero el miedo atenazó tanto a sus corazones que permanecieron inmoviles durante todo el combate cerca de los veteranos ballesteros.
El joven escriba, en un alarde de la mas inmensa cobardia trepó como alma que lleva el Caos y en la cima del muro, un explorador del Imperio le tendía la mano.... pero el joven se asusto y sin acordarse de lo que le esperaba abajo... descendió rapidamente de nuevo donde un orco lo apresó mientras le escupia raras palabras en un lenguage desconocido a la cara.
Tuvo suerte el joven, el capitán Rekeene desde un callejón cercano dio ordenes precisas... su pistola de duelo disparo matando un skaven que se acercaba al orco y al joven mientras gritaba "Veteranos del Tercio de Boguenhäfen, ¡dispongase a morir por el Imperio!"
No se exactamente que ocurrió, si fue el grito de guerra del Tercio "¡Estamos dispuestos, aaaaaaaaaah!" o que Herber estaba sacandole las tripas a un grupo de goblins que se habian quedado en la retaguardia pero los skavens y los orcos salieron corriendo, bueno, no todos... el orco que sujetaba al joven escriba yacia en el suelo desangrandose.
Miré a mi alrededor, estabamos solos, habiamos vencido, pero habiamos sufrido una baja, el oficial Edwin se encontraba gravemente herido. Había defendido el callejón contiguo que cubria la retaguardia del capitán, los orcos lo superaron en número y pese a ser un habilidoso guerrero con la alabarda finalmente fue superado. Por suerte la armadura pesada evitó una muerte segura....
Postpartida:
"Quien eres y de donde has salido" le expetó McVenner en un tono lineal al joven escriba, mientras lo sujetaba del pecho. El joven tan sólo podía balbucear entre sollozos.
Rekeene se acercó, y quitandose el casco con la gran pluma le dijo "No tengas miedo, somos buena gente del Imperio estamos aqui para ayudarte...."
Finalmente Rekeene descubrió porque les tenia tanto panico. Heinrich había estado por allí, y había matado a varios de los escribas que sobrevivian por estos lugares para intentar conseguir algo de información acerca de unos pergaminos conocidos como "Manuscritos de Atalheim". Rekeene empezó a comprender muchas cosas.
El joven, llamado Domenico, agradecido les llevo hasta una casa cercana casi intacta para refugiarse aquella noche, y su sorpresa fue doble. Allí había mucho equipo que la banda podía utilizar, y un viejo conocido....
Cuando McVenner registro la casa y llegó a la biblioteca no daba crédito a lo que estaba viendo, aún así, laconico hasta la medula dio la voz de alarma como el que pide una pata de jamon asado en la Taberna del Pegaso Coceador. Cuando Rekeene llegó vio a sus hombres rodenado algo enorme sentado en una mesa y con un libro en las manos. "Olaf?" dijo el Capitán ""Que haces tu aqui?" el ogro con el uniforme Imperial de Boguenhäfen sin soltar el libro de las manos dijo con la mayor de las tranquilidades y la inocencia que una mente pequeña posee..."Me dijeron que estuviera quieto y no moviera las manos" dijo mirando a los hombres que lo rodeaban. El Capitán sonrió viendo que no había cambiado mucho aquel Ogro en su forma de ser... "Si Olaf, pero antes... tu estuviste con Heinrich, el te trajo aqui...."
Olaf contó como Heinrich los guió hasta Atalheim. Como mataron a muchos seres feos y como Heinrich se volvia mas feo cada dia. Llegó un día en el que el sargento Ogro Bolgo, el mas inteligente de todos los Ogros, decidió que este no era el lugar donde un soldado del Imperio debía estar. Pero cuando nos ibamos a ir Heinrich lo mató de un sólo golpe. Heinrich les recordó que eran unos estupidos e ignorantes, y que debian seguirlo. A Olaf eso no le gustó, y un día que encontraron él y unos soldados esta biblioteca decidió quedarse a aprender a leer. Cuando los soldados lo intentaron convencer de irse.... la lucha fue muy corta.
"Capitán, una vez me ayudasteis a atarme los cordones de las botas, y no me riñeron" dijo con voz pausada Olaf, "Eres un jefe bueno, quiero estar contigo".
Rekenne sonrió, "Gracias Olaf, si quieres aprender a leer quizás nuestro nuevo amigo Domenico pueda ayudarte...", El capitán giró el libro que aun sostenía el Ogro y con una extraña dulzura rara en el Capitán de un ejercito Imperial, sonriendo le dijo "quizás asi entiendas mejor las palabras....".



Los acontecimientos habían provocado muchas novedades, entre ellas que estaban muy cerca de capturar a Heinrich y que necesitarian al resto... asi que Hansen el joven y guapo recluta fue enviado a dar las buenas noticias al resto de acampados a las afueras de Atalehim y que vinieran refuerzos.

Lemariont
Atalayo de Pro
Posts: 5465
Joined: Thu Mar 22, 2018 8:50 pm

Re: Banda de Reikland "El Batallón Perdido"

Postby Lemariont » Mon Apr 09, 2012 7:39 pm

Integrantes de la banda:

[Capitán]
Capitán Rekeene Von Steinhäger

[Campeón]
Oficial Edwin Morgen
Sargento Mayor Rudolf Heinz [Fallecido a manos de un Poseido, partida 1]
Sargento Herber Alters

[Reclutas]
Tambolirero Hansel [Invitado a "marcharse" en el Escenario 4]
"Porteador" Smënfrogenn.

[Tiradores]
Compañía Ballesteros de Bögenhafen
2 Ballesteros

[Espadachines]
Veteranos del Tercio de Bögenhafen
1- Günther Crod
2- Conrad Claus
3-
4-

[Tirador]
Sargento Explorador McVenner Koll

Benkei
Atalayo de Pro
Posts: 4680
Joined: Thu Mar 22, 2018 1:20 pm

Re: Banda de Reikland "El Batallón Perdido"

Postby Benkei » Mon Apr 09, 2012 8:09 pm

Ya que tienes a Kol, ¿cuando vas a añadir a Typ? era el que más gracia tenía de los dos

Lemariont
Atalayo de Pro
Posts: 5465
Joined: Thu Mar 22, 2018 8:50 pm

Re: Banda de Reikland "El Batallón Perdido"

Postby Lemariont » Mon Apr 09, 2012 10:01 pm

Cuando te meta una flecha entre oreja y oreja ya me contarás....

La cosa es que iba a usar un tirador normal para representar a este explorador, un tirador con arco largo y espada. mi duda es si debo usar el explorador elfo o el tirador, como personaje no se va a morir pero tener un secuaz, esperar a que ascienda alguno a heroe y adaptarlo.... siendo que de primeras ya tendria el prototipo de "trasfondo" que busco, siendo el único problema el mantenimiento, que 20 co puede parecer poco pero se nota....

Lemariont
Atalayo de Pro
Posts: 5465
Joined: Thu Mar 22, 2018 8:50 pm

Re: Banda de Reikland "El Batallón Perdido"

Postby Lemariont » Mon Apr 23, 2012 9:57 pm

Finalmente me he decidido sin el elfo, 10 tios... que sea lo que Sigmar desee...

Lemariont
Atalayo de Pro
Posts: 5465
Joined: Thu Mar 22, 2018 8:50 pm

Re: Banda de Reikland "El Batallón Perdido"

Postby Lemariont » Wed May 02, 2012 9:07 pm

Actualizado día 1 de campaña.

Lemariont
Atalayo de Pro
Posts: 5465
Joined: Thu Mar 22, 2018 8:50 pm

Re: Banda de Reikland "El Batallón Perdido"

Postby Lemariont » Thu Jun 07, 2012 2:50 pm

Voy a seguir actualizando el trasfondo.

La partida multiple fue muy divertida, la pena que Nimrod no estuvo para poder ser 4, y hacer una alianza humanos vs bichos feos. Aunque a mi me vino de perlas.... no solo gane sino que mi banda ha renovado el espiritu con la victoria y estoy muy motivado.

Lo mas divertido de la partida fue, entre otras cosas, el propio escriba y la situacion absurda que se daba una y otra vez. Rodeado de orcos y skavens, un humano se le acerca.... "chsss, chsss, por aqui... somos humanos ven..." y la reacción era salir en la dirección contraria en su fase de movimiento.."aaaaaaaah!", el problema, que estaba en una caja de 9cms de altura de las que hizo Benjamin, y se cayó la primera vez que intenté "rescatarlo".

Pues eso... que esta partida me ha ido muy bien (decidieron pegarse orcs vs skavens y yo pegar a ambos...jejejeje) y la postpartida me ha dado un poco de alas para recuperar la banda.

Lemariont
Atalayo de Pro
Posts: 5465
Joined: Thu Mar 22, 2018 8:50 pm

Re: Banda de Reikland "El Batallón Perdido"

Postby Lemariont » Thu Jun 07, 2012 4:07 pm

Actualizado con postpartida y todo.


Return to “Mordheim”

Who is online

Users browsing this forum: No registered users and 1 guest

cron